Bayern Münich lo gana todo

Actualizado: ago 28


El Bayern Münich conquistó la sexta Champions League y de paso logró la triple corona (Bundesliga, Copa de Alemania y Champions League), en un formato nuevo e inédito de acuerdo con la situación sanitaria que vive en la actualidad el mundo. En la final disputada en Lisboa derrotó por la cuenta mínima al campeón del fútbol francés PSG, quienes liderados por Neymar Jr. intentaban conquistar su primera “Orejona”.


Las claves del Bayern Múnich



El equipo bávaro supo ganar todos sus encuentros y con un gran rendimiento de toda su plantilla, destacando el rendimiento de ciertos jugadores que fueron fundamentales en la obtención de esta Champions. Partiendo por la solidez de Manuel Neuer, quien brindó seguridad en todo momento a un equipo que asume los riesgos de la presión alta y posiciona a su línea defensiva en mitad de cancha. Tanto en semifinal como en la final el arquero alemán se lució al extremo logrando mantener su valla invicta.  En el partido contra el Lyon tuvo un mano a mano con el delantero Memphis Depay, forzando el disparo del holandés hacia afuera. Y en la final tuvo 4 atajadas que bien podrían haber terminado en gol, las cuales terminaron siendo claves en el marcador final del encuentro. Sin lugar a duda fue el mejor arquero de toda la Champions League 2019-20.


El polifuncional Joshua Kimmich, quien terminó la Bundesliga jugando de volante defensivo, pero ante la lesión de Benjamin Pavard jugó la fase final de la Champions de lateral derecho, se encargó de darle seguridad al equipo por ese sector, controlando los ataques de Mbappé en el partido final y generando flujo ofensivo para el equipo. Participó en 3 de los últimos 4 goles del Bayern como asistidor, demostrando claramente la importancia dentro del equipo, independiente de la posición donde esté jugando.


La recuperación de Thiago Alcántara para disputar la fase final vino a ratificar lo importante que era para el equipo, más allá de que lo habían suplido de buena forma en el tramo final de la Bundesliga. Es uno de los encargados de darle un inicio claro a la jugada junto con los cambios de juego, siendo fundamental en la circulación y el manejo de los ritmos del balón. Además de su alto porcentaje en las recuperaciones, principalmente por estar siempre bien posicionado y esa facilidad para quitarle el balón al rival.



Pero claramente, el mejor jugador del equipo durante esta Champions y eje del ataque es Robert Lewandowski. El jugador polaco fue el encargado de liderar al equipo hacia su sexta corona de la máxima competición europea a través de los 15 goles (sólo le faltó marcar en la final para haber convertido en todos los partidos jugados) y de las 6 Asistencias. A pesar de no haber marcado en la final en donde se enfrentaban al mejor equipo defensivamente del torneo, de igual forma terminó siendo uno de los mejores jugadores del encuentro. Esto viene a ratificar que no sólo es un hombre de área, sino que además es capaz de moverse por todo el frente del ataque y generar flujo ofensivo para el equipo.

Neymar no pudo con el cerrojo alemán              


Una de las virtudes con la que llegaba el PSG a la final, era ser el equipo menos batido del torneo, con una defensa ordenada y estricta en la marcación, característica que permitía que los delanteros pudieran explotar al máximo sus cualidades, especialmente la libertad para jugar constantemente 1 vs 1 frente al rival. Aquí destacan las actuaciones de Neymar Jr. que tras el retorno de su lesión se convirtió en el mejor jugador del equipo comandado por Tuchel siendo el principal agente en la generación del flujo ofensivo. Rasgo que no perdió en la final, pero sí vio afectada su productividad, principalmente por la efectividad del bloque defensivo alemán para neutralizar sus ataques. De igual forma se vio afectado Mbappé, quien pese haber sido clave en los cuartos de final, no tuvo el rendimiento esperado para un jugador de su calidad, tanto en semifinal como en la final.  Lo que deja de manifiesto que no llegó 100% a disputar la fase final del torneo, luego de la patada recibida en la final de la Copa de Francia. Sumado a que cada vez que lograron juntarse los dos atacantes y sortear la defensa del Bayern se encontraron con la brillante actuación de Neuer quien impidió que pudieran anotar.



Otra baja sensible del cuadro parisino fue la extraña salida del lateral derecho Thomas Meunier, quien quedó libre y fue contratado por el B. Dortmund. El jugador belga venía teniendo un buen torneo, especialmente en los partidos más complejos del grupo, donde incluso había anotado y realizado una asistencia. Baja que fue suplida por el alemán Thilo Kehrer quien terminó siendo el jugador más bajo del equipo durante el torneo y del partido frente al Bayern Múnich, sobre todo considerando que su mala marca terminó en el gol de Coman y a la postre el título para el cuadro germano.







#ChampionsLeague #BayernMünchen #PSG #SICOINDEX #datascience #KPI

f.png
t.png
y.png