La ingeniería de los martillos


Sin duda el entrenador chileno más exitoso en la historia del fútbol chileno, superando incluso lo hecho por su mentor, Fernando Riera, en el mundial de 1962. ¿Pero cómo, si Pellegrini no dirigió jamás una selección? Claro que no, pero ha conseguido el éxito mencionado desde lo más hondo, con un descenso en su país, hasta ponerse al frente del banquillo más importante del fútbol europeo, el Real Madrid. Además, su nombre siempre genera eco a la hora de posibles candidatos para la Selección Chilena, eco que por ahora no tiene respuesta.




En el viejo continente consiguió grandes proezas, entre las que se cuentan campañas memorables con un club discreto y pequeño como el Villareal, alzándose como ídolo de la ciudad de Málaga, consiguiendo una excelente campaña con el Real Madrid (coincidiendo incluso con el fichaje de Cristiano Ronaldo), pero para su mala fortuna, también coincidiría con el mejor Barcelona de todos los tiempos, que, de la mano de Pep Guardiola, le arrebataría las posibilidades de sostenerse en la inestable banca merengue. Esta no sería la única vez que el catalán destronaría al chileno.


Su enorme capacidad adquirida con los años, en suma a una resiliencia a toda prueba, lo llevaron desde el Olimpo del fútbol a los clubes modestos. Y es que el Málaga, su siguiente estación en tanto a dirigir procesos futbolísticos en Europa, no era precisamente comparable en lo que a nivel se refiere a su saliente proceso. Esto, no le desilusionó, pese incluso a las críticas descarnadas que tuvo de su reemplazante en el banco madridista, José Mourinho: un periodista le pregunta al portugués (quien por ese entonces era el entrenador del Real Madrid): “si no gana al final de temporada ningún título le podrá pasar a Ud. lo mismo que le pasó a Pellegrini (que lo echaran)?”, y fiel a su estilo, Mu responde: “lo mismo no puede pasar, ¿sabes por qué? Porque si el Real Madrid me echa, yo no voy a entrenar al Málaga. Si el Real Madrid me echa yo voy pa’ (sic) un grande club en Inglaterra, un grande club en Italia y no tengo problema ninguno de entrenar en otro gran club. Lo mismo no me pasa”. Esta rivalidad seguiría y loa acompañaría con el tiempo, material hay de sobra para revisar.




Pese a ningunear a Manuel y su paso por el Málaga, fue gracias a su gestión que el club de la provincia de Andalucía ahora le rinde tributo y le admira al ingeniero, puesto que consiguió excelentes campañas bajo su mando, pese a lo discreto de su presupuesto en comparación a otros clubes de La Liga. Estos logros le catapultaron a la Premier League, cuando fue llamado a dirigir al Manchester City. Lugar donde consiguió dos Copas de Liga y la Premier League, único entrenador no europeo en conseguir este trofeo. Y es aquí donde se cruzan nuevamente los caminos con Guardiola. Puesto que el proyecto ambicioso del jeque Mansour bin Zayed Al-Nahyan, dueño del City, requería nuevos aires, el reemplazo del ingeniero sería el de Santpedor, proveniente desde el Bayern München. Estas negociaciones no fueron del todo trasparentes y la salida del chileno del banco ciudadano se concretó como los rumores vaticinaban, poniendo cierto grado de tensión en la vida de Manuel: “Los rumores y todo eso nunca van a ayudar a ningún club. La forma en la que uno pueda reaccionar depende del carácter de cada uno. Nunca sentí que el club estaba haciendo cosas a mi espalda, no quiero dar esa imagen. Era verdad que yo no iba a continuar, pero obviamente, no fue la mejor forma de trabajar “, declaró en su momento en estratega chileno. Su tiempo allí ya había finalizado.




Pese a los contratiempos, desde el otro lado del mundo recibiría un llamado interesante. El fútbol chino lleva años en un creciente proceso de desarrollo, realizando contrataciones importantes tanto de futbolistas como de entrenadores, incluyendo al fútbol en políticas públicas y creando una base sólida de administración de cada club. Y en esta línea el Hebei China Fortune puso sus ojos sobre “The Charming Man”. Tras dos años de relación contractual, y de elaborar un proyecto desde las bases en conjunto a Héctor Pinto, amigo y colega del chileno, se decide de común acuerdo entre las partes ponerle término al vínculo. Esto responde a una discreta campaña del equipo en cuanto a rendimiento pese a la inversión destinada a refuerzos y las esperanzas puestas en el entrenador. Un sexto lugar en la super liga China y despidiéndose con un triunfo por 2-1 sobre Chongqing Lifan fueron su despedida.


3 días más tarde de aquel triunfo de despedida en China se haría oficial su retorno a la Premier League. En Londres, el West Ham United esperaba su llegada tras la salida del escocés David Moyes, quien conseguiría el 13° puesto en la tabla de la Premier League. Situación que el ingeniero era llamado a revertir bajo su cargo.



No fue un comienzo esperanzador. 3 derrotas en línea, una goleada de 0-4 en su debut contra el Liverpool de Klopp (actual líder de la Premier, único invicto), fueron los árboles que escondieron el bosque de su trabajo. Como ocurre en estas situaciones, se puso en entredicho su contratación e incluso ya se le veía nuevamente fuera del banco. Sin embargo, poco a poco el equipo fue tomando mejor forma dentro del juego, no tanto desde los resultados. Y es que los equipos de Pellegrini requieren de un proceso que exige paciencia y determinación por parte de quienes le contratan y más aun de sus dirigidos. Su propuesta, pese a no ser del todo vistosa y a disposición del espectáculo, dista mucho de un estilo pragmático y/o retraído. Su juego, por el contrario, se caracteriza por ofrecer un respeto por el orden posicional, organización defensiva colectiva en la recuperación del balón, de tener la osadía y la inteligencia de saber cuando ejecutar un pressing en territorio rival como de replegar en velocidad como una unidad conjunta cuando el rival se proyecta en ataque.


Habiendo conseguido sólo 6 de 15 puntos posibles debió enfrentar en calidad de local al Chelsea de Maurizio Sarri, el equipo que venía de obtener la totalidad de los puntos posibles en Premier. Pese al dominio avasallador de los dirigidos por el italiano (71% de posesión del balón), las ocasiones con mayor profundidad y opción fueron del West Ham, salvo por dos ocasiones en las que Lucas Fabianski se vistió de héroe al realizar dos salvadas inminentes: la primera con su cara, impidiéndole el grito de gol a Jorginho y al desviar un tiro fuera del área de Barkley con su mano izquierda.


Tras sorprender frenando al Chelsea, sólo 3 días más tarde en la Carabao Cup el entrenador chileno conseguiría la mayor goleada de su carrera en Europa: 8-0 contra el Macclesfield Town FC, equipo que milita en la Tercera División de Inglaterra, la League Two. Y seguiría con las alegrías, ya que en la 7ma fecha de la Premier League, vence por un categórico 3-1 al Manchester United de su viejo conocido, Mourinho.



Luego de estas prometedoras fechas, los resultados nuevamente no aparecieron en la calculadora del ingeniero: sólo consiguió una victoria, dos derrotas de Liga, eliminación de la Carabao Cup y dos empates antes de enfrentarse a su viejo equipo liderado por quien lo sucedería en el cargo. Los dirigidos por el catalán vencieron a domicilio categóricamente por 0-4 a los hammers. Esta derrota pareció ser un café cargado que estimuló al equipo a conseguir 4 victorias seguidas, superando al Newcastle, Cardiff, Crystal Palace y Fulham.

Lamentablemente, las lesiones han sido una problemática para Manuel Pellegrini. Winston Reid, Carlos Sánchez, Andriy Yarmolenko, Manuel Lanzini, Jack Wilshere, Ryan Fredericks y Marko Arnautovic cierra la larga lista de jugadores de los que no dispuso para la jornada 18 de liga, y de los que en su mayoría no dispondrá en un largo período. Esto le pudo pasar la cuenta al recibir en el London Stadium al Watford. En la conferencia previa al enfrentamiento, Pellegrini se mostró tranquilo y consciente de las ausencias, además vaticinó lo que ocurriría en el partido: “(Watford) es un equipo que comenzó la temporada muy bien, al contrario de nuestro equipo ellos ganaron los primeros 4 partidos. Después de aquello, sus resultados no fueron muy buenos, pero mejoraron en los últimos encuentros y quizás merecieron mejores resultados en esos partidos. Es un equipo en el que conozco a su entrenador, que gusta jugar buen fútbol, con un estilo de ataque también, por lo tanto creo que tendremos un partido duro.” Y así fue: 0-2 fue el resultado y los dirigidos por Javi García frenó el martilleo del West Ham.


Hoy se termina la primera ronda de la Premier League para los Hammers frente al Southampton, que marcha 4 puestos más abajo que los martillos de Londres. Sus últimos 3 enfrentamientos tienen una estadística a favor del West Ham United con 2 victorias y una derrota. De conseguir la victoria, los de Pellegrini podrían escalar hasta 4 posiciones en la tabla, lo que debe ser una de las tantas situaciones que se encuentran dentro de la calculadora del ingeniero.




Ficha Técnica Jornada 19:

Southampton vs West Ham United

Estadio: St. Mary’s Stadium

Hora de partido (en Chile) 16:45 hrs.

Árbitro: Craig Pawson.

ESTADÍSTICAS AVANZADAS DE FÚTBOL

f.png
t.png
y.png