La UEFA Champions League en Lisboa está siendo una sorpresa



La UEFA Champions League 2019-20 esta llegando a su fin y ya se conocen a los semifinalistas de este año. Por un lado, tenemos al cuadro alemán RB Leipzig que derroto 2-1 al Atlético Madrid, quien se enfrentará al PSG de Neymar, Mbappé y compañía, quienes derrotaron en la agonía del tiempo reglamentario al Atalanta. Por la otra llave se medirán el Lyon que dejo en el camino al Manchester City de Pep Guardiola y el Bayern Múnich, principal candidato al título luego de derrotar por un contundente 8-2 al Barcelona.

La máquina afinada de Flick


El Bayern Múnich dirigidos por Hans Flick se han transformado en una escuadra invencible, tal es el caso que no pierden desde diciembre y tras el retorno a los torneos por el COVID-19, ya sea por Bundesliga, UEFA Champions League y DFB-Pokal, llevan 13 victorias consecutivas, marcando 45 goles y recibiendo 12. Es un equipo sin rendimientos bajos y a la vez con muchos jugadores que están jugando en un gran nivel, en la presente Champions el promedio del equipo es 8,44 Index.

Uno de los jugadores que ha subido su nivel en el último tiempo es Thomas Müller (8,67 Index), jugador que siempre está apareciendo en los espacios que van generando sus compañeros para recibir sin marca y poder dar pases en profundidad o para generar desequilibrios y rematar a portería. En los últimos dos partidos de Champions (Chelsea y Barcelona) registra 15 Pases profundos (1 Asistencia), 11 Desequilibrio ofensivos y 4 Tiros (2 Goles). Pero el gran destape del cuadro dirigido por Flick, es el lateral izquierdo Alphonso Davies (9,05 Index). El joven canadiense es muy eficaz defendiendo y con una gran capacidad ofensiva, generando desequilibrios por el sector izquierdo, los cuales por lo general terminan con un pase en profundidad.



La baja intensidad y el desplome del Barça


El Barcelona llego a Lisboa luego de perder la Liga a manos del Real Madrid, donde fueron incapaces de mantener un rendimiento alto luego de la suspensión por la pandemia. Con estos altibajos en los rendimientos de sus jugadores en el último tiempo, no lograron ser un equipo competitivo que tuviera la intensidad y el ritmo necesario para enfrentar al Bayern. Y tampoco tuvieron un trabajo colectivo que pudiera contrarrestar el funcionamiento táctico de su rival. Jugadores como Busquets (2,46 Index) no estuvieron a la altura del encuentro, siendo el jugador con el rendimiento más bajo del equipo. Además, de que Setien volvió a cometer los mismos errores que en anteriores encuentros, al incluir a jugadores como Semedo, Sergi Roberto, Lenglet y el mismo Busquets, en un partido que claramente necesitaba jugadores con otras características. Todo hace indicar que la calidad y el rendimiento de Leo Messi ya no es suficiente para poder dominar en Europa, por lo que el Barça necesita urgente una reestructuración en cuanto a jugadores y funcionamiento del equipo para poder volver a estar en lo más alto del viejo continente.

El rompecabezas de piezas caras no ensambla en Champions


La otra gran decepción de los ¼ de final fue la eliminación del Manchester City en manos del Lyon, el cuadro dirigido por Pep Guardiola tendrá que seguir esperando para poder conquistar la “Orejona”. A pesar de todas las inversiones en jugadores que han realizado en el último tiempo, no ha sido suficiente para poder armar un equipo que sea capaz de por lo menos alcanzar la final del torneo. Es así, como el sin fin de nombres que han llegado para jugar en defensa, ninguno de ellos ha terminado siendo el líder y referente de la zona defensiva, por lo que se ha vuelto una constante el sufrir con rivales de menor jerarquía. Pero los problemas del City no solo son defensivos, ya que la falta de carácter ofensivo los hace naufragar en el juego a pesar de todo el dominio que ejercen en sus rivales.

Neymar y el sueño francés



El PSG sueña con poder conquistar su primera Champions, de la mano de Neymar (9,57 Index) y Mbappé (9,18 Index) lograron instalarse en la semifinal. El brasileño tuvo que exigirse al máximo para sortear la férrea defensa italiana del Atalanta. Durante el juego realizó 15 Pases profundos (1 Asistencia), 24 Desequilibrios ofensivos (el 43% de los que realizó el PSG durante el partido) y 5 Tiros. Por su parte Mbappé que jugó un poco más de 30 minutos, entró a un gran nivel colaborando con su equipo para llegar a la semifinal. Contribuyo con 3 Pases profundos (1 Asistencia), 8 Desequilibrios ofensivos y 3 Tiros. Para poder disputar el último partido de esta Champions League primero deberán vencer al RB Leipzig.




#ChampionsLeague #BayernMünchen #PSG #Barcelona #ManchesterCity #SICOINDEX #datascience #KPI

f.png
t.png
y.png