El nuevo ciclo de Chile (2/2)

Un Mundial en Noviembre y las Eliminatorias para el siguiente ya en marzo 2023, sin fechas FIFA post Copa del mundo. Ese es el escenario que enfrenta el Chile de Eduardo Berizzo después de 5 partidos jugados como nuevo DT de la selección chilena.

Una larga lista de jugadores se han podido probar, los duelos contra la Polonia de Lewandowsky y Eslovaquia articulan un escenario donde ya parece necesario asentar las pruebas de jugadores jóvenes y sacar conclusiones claras sobre los que están a nivel para sumarse a los jugadores plenamente vigentes de la generación dorada.


El Campeonato Nacional de Chile terminó con Colo Colo como campeón y una interesante lista de jugadores destacados que se suma a los jugadores jóvenes en el extranjero como piezas complementarias a la estructura aún vigente de la generación dorada.


La vuelta de Claudio Bravo va en la línea correcta en cuanto a no hacer recambios forzados. Isla sería la única pieza que por ahora no ha estado en los planes de Berizzo pero probablemente en la búsqueda de alternativas para el lateral derecho, de probado rendimiento que además terminó como el mejor rendimiento en su posición en el campeonato chileno con Católica.

Víctor Méndez, Marcelino Nuñez y Diego Valencia salieron transferidos a mitad de temporada con destino a Europa y están en la nómina de Berizzo. Parece ser un buen momento para ver a Méndez con Vidal en el medio. 2 partidos con rendimiento destacado contra Túnez y Qatar, más la ausencia de Aranguiz y Pulgar parecen articular el momento perfecto para ver al ex Unión Española de titular por Chile. Terminó con mejor rendimiento que Pavéz en el Campeonato Nacional y sus meses en el fútbol ruso son un plus para un jugador con muy buenas características para que Chile sume un recambio de calidad en el mediocampo. Con 6 Pases profundos de promedio por partido puede sumar al juego construido de Chile una característica un poco extraviada en la selección desde la salida de Jorge Valdivia. Jugadores como Diego Valdés y Marcelino Nuñez no han encontrado todavía esa dimensión de profundidad clave para la generación ofensiva. Otros jugadores de corte más defensivo como Galdames, Tomás Alarcón o Esteban Pavéz aparecen un peldaño más abajo que el nivel que establecen jugadores como Vidal, Charles Aranguiz o Gary Medel en caso de su posición alternativa como volante defensivo.


En el lateral derecho la prueba de Guillermo Soto después de una temporada en el fútbol argentino es interesante; en una posición que por ahora no ha encontrado rendimiento como para ser un buen recambio de Isla. En la banda izquierda la situación está bastante más cubierta. Al gran nivel del Eugenio Mena en Racing se suma la extraordinaria temporada de Gabriel Suazo por Colo Colo. El zurdo terminó como el mejor rendimiento en la liga chilena (8,8 Index) dando un salto en sus viejas debilidades defensivas y con notables registros ofensivos. Promedió 5,7 Pases profundos por partido y 3,9 Desequilibrios ofensivos de promedio por partido.



En ataque la lamentable ausencia de Brereton, de gran momento en la Championship, no permitirá verlo junto a Alexis y un eventual tercer delantero. Michel Fuentes de Audax Italiano aparece por primera vez en una nómina después de un gran segundo semestre con su equipo. El extremo fue el mejor rendimiento en su posición en a segunda rueda y veremos que puede mostrar con la camiseta de la selección chilena. Montecinos, Valencia y los jóvenes de la U. de Chile Osorio y Assadi son más de las variantes ofensivas que llevó Berizzo para esta doble fecha; además del ya probado Jan Meneses, de gran temporada en el fútbol mexicano, para una posición que necesita de la aparición de un delantero con rendimiento y gol. Aunque no podemos olvidarnos de Eduardo Vargas que ha recuperado su mejor nivel en Brasil, un goleador que con el adecuado volumen ofensivo puede volver a sus mejores momentos con la selección.


Para la zaga central hay varios nombres y de ahí la opción de poder mover a Gary Medel al centro del campo. Maripán, Paulo Díaz (que todavía no ha rendido jugando por Chile), Kuscevic, Andía, Sierralta, Lichnovsky deberían poder dar garantías en el centro de la defensa.


Finalmente, decir que la impronta de la intensidad que ha intentado devolverle Berizzo a este equipo requiere como complemento la recuperación del buen fútbol y el buen trato de balón, características de las mejores versiones del fútbol chileno. De poco servirá recuperar alto y pronto si el equipo no desarrolla una faceta que permita controlar partidos y consolidar resultados en momentos claves. La pérdida de identidad de juego que sufrió Chile en el período de Rueda no logró ser corregida por Lasarte que se terminó perdiendo en una larga lista de alternativas, pero que en partidos de máxima exigencia puede costar muy caro como ya le pasó a Chile para quedarse fuera del Mundial por segunda ocasión consecutiva después de Brasil 2014 y las Copa América 2015 y 2016.


Berizzo ha podido hacer el proceso de prueba en 5 amistosos a los que sumará 2 más en la antesala de Qatar 2022. Para Chile una nueva oportunidad de retomar la senda competitiva que trazó la generación dorada con grandes resultados deportivos y una identidad de buen fútbol.