Los 2 que optimizaron sus equipos juegan la final 2021

Fichajes claves y optimizaciones de rendimiento son la fórmula con que el City de Guardiola y el Chelsea de Tuchel dieron un paso adelante para meterse en la final de Champions League.

Manchester City


Después de 4 años decepcionantes en Champions donde el millonario proyecto encabezado por Pep Guardiola no pasó de los cuartos de final, los citizens finalmente consiguen jugar por primera vez en su historia la final de la Champions League 2020-21.


La temporada anterior terminó con la inesperada eliminación a manos del Lyon en un partido para el olvido del City, que encajó el peor partido (7,08 Index) en el momento clave de la temporada. El gol errado por Sterling es buen reflejo de un ataque que venía mostrando una falta de pegada ya crónica para el habitual gran flujo ofensivo de los equipos de Guardiola y que ese día sumó una fragilidad defensiva que solo ha podido ser corregida con el fichaje clave del portugués Rubén Días, que ha encajado un excelente torneo con rendimientos destacados en los últimos 4 partidos (8,67 Index en 4 PJ (cuartos y semifinales)).

Mención aparte merece el ataque de los ciudadanos, donde el tridente Mahrez, Foden y De Bruyne ha estado sencillamente imparable. Con 8 goles y 2 asistencias en combinado y una media de 9,6 Index en los últimos 4 partidos, el tridente ofensivo asoma como imparable con el argelino Mahrez como figura más destacada ya que ha encajado 5 partidos consecutivos perfectos con evaluación máxima (10 Index).



Sin alcanzar el volumen y la eficacia del Bayern Munich en la edición anterior (3,91 goles a favor por partido), el City llega a la final como un equipo balanceado con un consistente registro de 2,08 goles a favor por partido (PPP) y en conjunto con Chelsea como la defensa menos batida con 0,33 goles en contra PPP.



Chelsea


Contrario a lo que podría pensarse por los millonarios fichajes que sumó el Chelsea esta temporada en ataque (Werner, Havertz, Ziyech) las claves para su gran rendimiento en Champions no pasan por ninguno de los 3 fichajes estrella. Son los defensas, los medios defensivos y el portero Mendy los que se han llevado el peso de esta exitosa campaña en Champions. Mendy (8,52 Index) asoma como el mejor rendimiento de un equipo con solo 0,33 goles en contra por partido. Un notable registro defensivo articulado con el destacado rendimiento de los centrales Thiago Silva (8,18 Index) y Christensen (8,03 Index), además del alto rendimiento de Jorghino (8,22 Index) y Kanté (8,11 Index). Un sólido bloque defensivo sobre el que Tuchel ha armado a un equipo muy confiable en defensa con mucha dinámica a intensidad en mediocampo.

La ofensiva todavía al debe donde Giroud y Pulisic aparecen como los rendimientos más altos en Champions pero paradójicamente no son titulares habituales.


Veremos si en la final inglesa el City logra romper la sólida defensa del Chelsea con el característico juego de alta posesión sin caer en la trampa de las contras rápidas que probablemente intentará explotar Chelsea. La presencia de Pulisic como titular podría ser una de las sorpresas de Tuchel entre los titulares para explotar los 6 desequilibrios ofensivos que el norteamericano promedia por partido (#5 UCL 2020-21) en reemplazo del alemán Havertz (3,75 desequilibrios ofensivos ppp), repitiendo la estrategia del partido de visita contra el Real Madrid por la semifinal de ida.